• Soy Trendy

Los efectos de la pandemia apuntan a una pérdida de 10 años de progreso en el empleo juvenil

Los efectos de la crisis económica derivados de la pandemia han supuesto para los menores de 25 años un cambio en el mercado laboral. En resumen, se han perdido 10 años de progreso en empleo juvenil, según un informe publicado por la Organización de Comercio y Desarrollo Económico.


Esto se debe a la evolución del mercado laboral, en el que según la OCDE, hay nuevos modelos comerciales. Las formas “atípicas” de trabajo, como el empleo temporal y a tiempo parcial, no convencional, van en aumento al igual que el trabajo a distancia. Y aunque las tecnologías pueden impulsar más trabajos también pueden dar lugar a “patrones de trabajo impredecibles, intensificando las demandas ocupacionales y borrando las líneas entre el empleo y la vida privada”.


El noticiero “El País” compartió esta estadística; en 2020, el 24% del empleo temporal que existía correspondía a personas de 15 a 24 años, en comparación con el 11% de la población general. Esto corresponde, de acuerdo con la organización, a un aumento del 7% de la temporalidad en los jóvenes respecto a 1980.



Los bajos salarios también han hecho retroceder la emancipación juvenil. En España, solo el 14.9% de los jóvenes vive fuera de la casa familiar, según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE). El estudio sugiere que una de las principales causas es la inaccesibilidad de las viviendas, pues un joven tendría que destinar el 81.9% de sus ingresos para vivir solo. Al respecto, la OCDE destaca que los hogares están dedicando una proporción cada vez mayor de su ingreso disponible a la vivienda.


También en 1980-2020 las rentas aumentaron en promedio más del 350% en los países de la OCDE. Desde 2005, los alquileres se han más que duplicado en Estonia, Islandia, Lituania y Turquía. En el caso de España ha subido un 31% en el mismo periodo.


Esto es un ejemplo basado en España, pero la estadística se vuelve mundial, la pandemia podría traer unas vueltas de tuerca para los jóvenes menores de 25 años.